martes, enero 30, 2007

Buscando la luz

Ante mi vida, una bifurcación.
La duda me desarma de valor, provocando la desconexión de algunos de mis sentidos y la desintegración de mi cuerpo.
Avanzo por la dirección más oscura, me detengo e introduzco la cabeza en mi estómago con el miedo y la aflicción de saber por qué tomé esa decisión.
Ahora mis ojos distinguen que elegí ese camino porque, en el fondo de la oscuridad, siempre existe la luz más bella y auténtica.


Maik Underground
***
Foto: Faw

En el fondo, una luz.
Y antes, ramilletes de amnesia
florecen en estaciones abandonadas.

En mis oídos
las canciones tienen letras
escritas por manos cortadas
de las que ya no brotan sangre.
El sonido suena a ruido.
Miro cada uno de los rincones
donde me escondo en mí mismo.
Y no me hallo.

Suenan canciones de desamparo
con letras sin biografía.
Todo es un largo pasillo
donde cuelgan alcayatas
que mal sostienen una vida
mal sostenida en la memoria.

Yo escribo palabras
que se sostienen en su propio vacío.

Pero en el fondo está tu boca,
están tus ojos.
Hay luz.
A TeRE
Martín Lucía

4 Comments:

Blogger Isthar said...

Hay tanta belleza que no sé qué deciros...

4:42 p. m.  
Blogger zooey said...

Uno pasa siempre por la misma esquina, una y otra vez hasta no verla. Así semana tras semana, año tras año, hasta que de pronto un día sin saber por qué mira hacia un determinado lugar y ve algo que merece la pena mirar. Y se da cuenta de que ese algo estaba ahí siempre, al alcance. Ahora sabe que mañana volverá a pasar por ese lugar, como siempre, pero tendrá una nueva mirada que antes no existía.

Este espacio es un tesoro, os felicito (me felicito por pasar), y tiene un nombre mágico de pura belleza, un nombre que para mí es un icono. Y para la música no me quedan adjetivos, como para los textos (todos) que he leído: no les encuentro adjetivos suficientes.

Gracias.

Un abrazo fuerte

9:06 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Que preciosidad Maik, este trocito tuyo es tan bonito que me quedo ratos leyendo y escuchando, he estado bastante tiempo que no podía abrirlo, me alegra volver a poder entrar en tu refugio. Te echo tanto de menos...
Besos mi niño...

7:32 p. m.  
Anonymous calma said...

soy calma cielo...

7:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home