jueves, noviembre 30, 2006

Volver a ti



Déjame volver a ti, déjame volver a tus entrañas. Quiero un Noviembre entero para reiniciarme y aparecer en ese previsto Julio del setenta y siete.
Una vez consiga estar dentro, blíndame el corazón, cúbremelo de acero puro, para que nadie me haga daño, para no volver a confundirme en la oscuridad del mundo donde paso frío y me vuelvo loco.
Déjame volver a ti, ¡ya no puedo más!, la vida me escuece y no existe calmante para soportarme un día más.
Luego quiero llegar, volver, pero de otra forma, sin estos dolores, sin esta ansiedad.

Maik Underground
***

Hecho nuevamente luz de vientre,
vocación de primavera,
ahora, treinta años después,
a quince de noviembre
del año dos mil seis,
aquí, en Sevilla,
no dudo que volvería
a arrastrar mi cuerpo
por las mismas sombras
por las que lo arrastré y arrastro
y de las que (además) reniego
y quiero destrozar
porque, en el fondo,
son en ellas,
es gracias a ellas
en, por las que sé
que hay luces.

Martín Lucía

3 Comments:

Blogger Isthar said...

Toda una vida construyéndose con nuestros pasos y que solo entonces, en alquella etapa de refugio absoluto, nos sintiéramos verdaderamente a salvo.

Nos dieron la vida, y aún ahora, cuando sentimos que la luz nos ciega, seguimos añorando sla oscuridad de su vientre...

10:43 a. m.  
Blogger MaleNa said...

Tantas veces quiero regresar adentro de ella.

Nada tan continente.

Abrazo.

12:57 a. m.  
Blogger MaleNa said...

regrese para leerte nuevamente.


es maravilloso.



beso porteño.

4:38 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home